Aprende a escoger tu ropa interior.

TIPS INFALIBLES PARA USAR ROPA INTERIOR.

1. Debes saber tu talla, ya que si elegimos una errónea saltará a la vista y no será
cómodo para ti. Si deseas conocer la talla correcta en tu brasier o sostén, es necesario
que conozcas las medidas correctas del busto y torso; con estos datos podrás

determinar tu talla y el tamaño de copa que verdaderamente debes usar.

2. Hay una creencia que dice que cuando una mujer utiliza una prenda blanca, se debe
poner un brasier blanco. Depende: Si lo que deseas es que tu brasier no se note,
deberías usar uno que se asemeje más a tu tono de piel, más no al color de la ropa. Un
tono Beige funcionará perfecto si tu blusa tiene un poco de transparencia.

3. Tus pantys son prendas muy delicadas y constantemente las estamos lavando; por
esto debes utilizar jabones suaves ¡Cuidado! No laves tu ropa interior con detergente
en polvo a menos que lo diluyas muy bien, tampoco con jabones que tengan un olor
muy fuerte, porque todo esto puede cambiar el pH de tu zona intima.

4. Cuando estas mostrando mucho tu ropa interior, estás en una línea muy delgada entre

verte divina con un look espectacular, o fuera de tono. Si tienes un brasier con detalles

de encaje en la espalda y unas tiras lindas, ahí SI vale la pena mostrarlo!! Con una
blusa que tenga escote en la espalda o con algo de transparencia. Ahora, si tienes un
brasier básico no será tan llamativo como para lucirlo.

5. Si te gusta fajarte, no pasa nada. Pero por higiene es importante que compres varias

fajas, no debes usar la misma una semana entera. También debes saber que no es una

prenda para usar todo el tiempo. Debes estar segura de comprar la talla correcta ya

que si no lo haces te empezará a sacar gorditos y esa no es la idea.

6. Finalmente, la comodidad y la seguridad son tu mejor arma a la hora de lucir perfecta
con tu ropa interior porque rescatarán en ti una actitud 100% sensual. Celebra tu
belleza y resalta aquellas partes de tu cuerpo con las que te sientes más a gusto.
     

                             ¡Recuerda siempre resaltar tu interior!