¿Cuantos vasos de agua debes tomar según tu peso?

Las necesidades de agua de cada persona varían dependiendo de cada cuerpo, aunque a nivel general está aceptado el hecho de que una persona adulta necesita alrededor de 2 litros de agua al día para mantenerse equilibrado, debido al líquido que se elimina gracias al metabolismo. Un 60% de nuestro cuerpo es agua y para que éste funcione correctamente es necesario mantener equilibrada esta proporción.

Es cierto que el agua nos puede ayudar a perder peso y es necesaria para mantenernos hidratados y vitales. Sin embargo, a veces comentemos el error de consumir más agua de la que nuestro cuerpo necesita para cumplir sus funciones, sin saber que en realidad puedes estar poniendo en riesgo tu salud en lugar de hacerle un bien a nuestro organismo.  Por esta razón en nuestro blog te queremos contar una interesante información para que aprendas a consumir la cantidad de agua adecuada según tu peso.

A continuación te presentamos una tabla donde viene el peso y la relación de vasos de agua que se deben tomar por día:

40 Kg = 5 vasos de agua

50 kg = 7 vasos de agua

60 kg = 8 vasos de agua

70 kg = 10 vasos de agua

80 kg = 11 vasos de agua

90 kg = 12 vasos de agua

100 kg = 14 vasos de agua

                     Recomendaciones para beber la cantidad de agua necesaria al día

Después de conocer esta sencilla tabla para consumir el agua que necesitas por día, la idea es que empieces a consumir esta cantidad de agua para mantenerte hidratado y perder peso. Como sabemos que muchas personas olvidan beber la cantidad suficiente de agua o simplemente se les hace difícil, a continuación te dejamos algunos consejos para que cumplas la meta diaria.

Una buena idea es consumir un vaso de agua antes de cada comida, pues de esta forma será más difícil olvidar este buen hábito y además contribuirá a un mejor metabolismo de las comidas.

Otra opción que puedes adoptar en tu rutina es beber un vaso de agua en ayunas y otro antes de acostarte. Sin embargo, es conveniente que lo complementes con más cantidad de agua en el transcurso del día para lograr la cantidad de agua recomendada.

Si tu inconveniente es el hecho de que el agua no sabe a nada, una buena idea para aprovechar sus beneficios es preparar aguas saborizadas, pero sin agregarles azúcar. Puedes hacerlas con frutas, hierbas, o té, entre otras.

Si olvidas fácilmente que debes beber cierta cantidad de agua durante el día, realiza una especie de cronográma con cuadritos por día y marcalos cada vez que tomes un vaso con agua

¡Dale un respiro a tu cuerpo! Comienza hoy.