Dile adiós al estrés

El estrés, todos lidiamos con él. Este surge a causa de nuestros trabajos, vida familiar, los dramas con los amigos, un problema con nuestra pareja o las finanzas. A veces es bueno un poco de estrés, pues te permite crecer tanto física como mentalmente. Ahora bien, si tu estrés se convierte en algo crónico y excesivo esto se convierte algo muy perjudicial. El estrés prolongado puede dar lugar a problemas de la salud que te limitan a la hora de desempeñar tu trabajo, la escuela y en tus relaciones.

Si cada experiencia y cosa que haces ahora se ha vuelto muy difícil, pesada, cansada e induce el miedo, hazte el favor de permitirte relajarte y respirar un momento. Si quieres saber cómo llevar una vida más, sólo sigue estos pasos y lograrás liberar el estrés.

 

1. Escribe tus pensamientos:
Es momento de sentarte y poner la pluma sobre el papel para escribir tus sentimientos. Si realmente estás estresado, es probable que no has tenido mucho tiempo de sentarte y estar sólo con tus pensamientos, por lo que con solo escribir lo que estás sintiendo, ya estás empezando el proceso. Aquí está lo que puedes escribir:

¿Qué estás sintiendo? ¿Qué pasa por tu mente y tu cuerpo diariamente, y qué tanto estrés estás sintiendo? ¿Dirías que siempre has estado estresado o que estás en un período particularmente estresante de tu vida?

  • Considera las fuentes de tu estrés. ¿Estás estresado por el trabajo, tu relación, una situación con tu familia, o una combinación de muchos factores? ¿Qué puedes hacer para hacer frente a estas situaciones para reducir tu estrés?
  • Si es útil, escribe tus pensamientos casi todos los días. Estar consciente de cómo te estás sintiendo y cuáles son tus activadores de estrés puede hacer mucho para ayudarte a enfrentar el estrés.


    2.
     Duerme bien:
    Tener un horario de sueño saludable puede hacer que te sientas menos estresado. Si tienes suficiente sueño, te sentirás más en control con tu vida durante el día y estarás más equipado para manejar cualquier responsabilidad y reto que pueda aparecer en tu camino.


    3. Ejercítate:
    Hacer solo 30 minutos al día de ejercicio saludable te ayudará a relajar tu cuerpo a grandes pasos. No tienes que hacer nada extenuante o fuera de tu zona de confort para hacer que tu ritmo cardíaco aumente y para dejarte soplar un poco de vapor. Trata de hacer 30 minutos de ejercicio en tu agenda por lo menos tres veces a la semana.


    4.Comparte tus sentimientos:
     No tienes que sentirte solo en tu plan para reducir el estrés en tu vida. Te sentirás mejor sobre tus sentimientos y menos aislado si eres capaz de hablar abierta y sinceramente sobre tu estrés con un amigo o un familiar. El sólo tener a alguien que escuchará tus problemas te ayudará a reducir tu nivel de estrés.

    5. No te exageres con la cafeína: Puedes cambiar al té verde, es más alcalino, lo que significa que dejará de contribuir a la acidez general. Además, si estás ansioso, la cafeína puede empeorar el estrés y la ansiedad.