El color de la ropa interior dice mucho de ti.

Así como estamos pendientes de las últimas colecciones y tendencias de moda en nuestra ropa habitual, los colores de la ropa interior pueden mostrar aspectos de nuestra personalidad. Aunque no son prendas que puedes mostrar como un jean o una blusa, es importante que te sientas cómoda al llevarlos puestos.

Y ahora ¿qué color vas a elegir para tu próximo conjunto?…

Blanco: Denota ingenuidad y sencillez y, transmite fuerza, sensualidad y da un toque angelical a cada una de tus prendas; este es el tono más utilizado por muchas mujeres, ya que es una señal de limpieza y seguridad.  debes tener por lo menos uno en tu armario.

Negro: Un tono para disimular imperfecciones del cuerpo e incluso logra desaparecer esos kilos de más. Sin embargo, éste es un color sumamente erótico, perfecto para transitar todo el día y a la noche ser una reina. Tip: al igual que con la ropa, un conjunto negro puede sacarte del apuro en más de un momento. ¡Imposible no tener uno, el negro siempre luce impecable y sofisticado!.

Beige o nude: Denota aburrimiento, pasividad. A pesar de que es un buen color para vestir en una fiesta o con un vestido –ya que se disimula bien la ropa interior- no es un color que suelan usar las chicas divertidas.  Avejenta y no funciona como un estimulo visual, mejor elije otra opción; es un color que hace mucho hincapié en la belleza natural.

Verde: Un color digno de la naturalidad y libertad. Sólo las mujeres osadas e independientes se animar a llevar un conjunto de este tipo. ¡Anímate!

Amarillo: A pesar de que es un color inusual, es la mejor opción para realzar un hermoso bronceado y para remarcar un estado anímico muy alto. Con un conjunto de éstos, es imposible no irradiar buen humor y alegría.

Gris: Habla de una personalidad baja, tranquila y poco osada. Sin embargo, éste tipo de persona suelen entregarse por completo con sus parejas.

Rosa: Sin duda, éste color denota un alma traviesa e infantil, perfecto para resaltar el lado sensual y femenino.

Azul: Éste es el color característico de la realeza y también tiene connotación con la naturaleza y la serenidad. Ideal para mujeres seguras y naturales; fashionista, única y con aires artísticos.

Rojo: Color erótico por excelencia. Es una mujer que puede ser dramática o necesitar mucha atención, pero es parte de su atractivo,  ¡lista siempre para la acción!