El color y piedra preciosa ideal según tu signo

ENCUENTRA TU SIGNO

¿Sabías que a cada signo astrológico se le asigna un color y una piedra preciosa que según su personalidad?  Y no sólo eso, algunos expertos aseguran que si los usas en tus prendas de vestir, aros, collares y anillos, te traerán energía y buena vibra. Además, también afirman que algunas piedras dan energía para enfrentar los retos de la vida, inspiran y hasta nos ayudan a resolver situaciones complicadas.

En nuestro artículo encontrarás tu lema zodiacal  estas afirmaciones positivas son instrumentos poderosos que te ayudarán a conquistar cualquier situación negativa y atraer a tu lado el amor, la prosperidad y la salud a la cual tienes derecho. ¡Comencemos!

-Aries: Tu color es el rojo puro que simboliza el poder, y se asocia con la vitalidad y la ambición. El rojo aporta confianza en sí mismo, valentía y optimismo ante la vida. Tus piedras son: diamante, rubí y coral. Tu lema: “Yo soy”

-Tauro: El verde es tu color, asociado con la naturaleza, crecimiento, exuberancia, fertilidad, estabilidad, resistencia y dinero. Tus piedras preciosas son: Esmeralda, Topacio y Ágata. Tú lema: “Yo tengo”

-Géminis: Tu personalidad astrológica es alegre, innovadora, de ideas claras y pensamiento rápido. Tu color es el amarillo, que aporta felicidad, por eso muchos visten de amarillo a los recién nacidos. Tus piedras preciosas son: Aquamarina y Alejandría. Tu lema: “Yo pienso”

-Cáncer: Te caracterizas por ser protector, leal, de pensamiento analítico, y por eso tu color es el azul. Este color se asocia a la parte más intelectual de la mente, a la reflexión y cuestionamientos. Tus piedras preciosas son: Perla, Rubí y Turquesa. Tú lema: “Yo siento”

-Leo: Tu color es el naranja, que se  asocia con la abundancia, fortaleza y el poder. La perfecta descripción de tus objetivos. Este  color  aleja los miedos, y tú Leo por lo general, no le temes a nada ni a nadie. Tus piedras  preciosas son: Rubí y Ámbar. Tu lema: “Yo hago”

– Virgo: Tu color es el de la Madre Tierra: marrón. Este color le aporta a los virgos estabilidad y los aleja de las inseguridades. Las palabras claves del color marrón son realismo, estabilidad, cautela y fertilidad, muy características de Virgo. Tus piedras son: Zafiro, Azurito y Jasper. Tu lema: “Yo analizo”

 

-Libra: Tu color es el rosado, el cual influye en los sentimientos y despierta amor, entrega total, solidaridad y protección, objetivos primordiales para Libra. Así como el rojo refleja más la parte sexual, el rosa se asocia al amor leal y verdadero. Tus piedras son: Ópalo y Ágata de fuego. Tu lema: “Yo sopeso”

-Escorpio: Por tu personalidad apasionada e intensa, tu color es el rojo vino. Este color simboliza poder, tenacidad, vitalidad, confianza en sí mismo, deseo, sensualidad  y ambición, pero ¡Cuidado! También puede expresar rabia y rencor. Tus piedras preciosas son: Topacio, Granate, Coral y Rubí. Tu lema: “Yo deseo”

-Sagitario: Tu color es el morado, que representa positivismo, creatividad, independencia, dignidad y cambio, muy característico de los sagitarianos. Este color es capaz de combatir los miedos y limpiar las emociones negativas. Tus piedras son: Rubí y Amatista. Tu lema “Yo veo”

-Capricornio: Tu color es el gris, que simboliza estabilidad, grandes dotes organizativos, generosidad, gran capacidad para comprometerte, pero también aislamiento. Inevitablemente, este color influye en que seas demasiado crítico contigo mismo. Tus piedras son: Grante y Azabache. Tu lema: “Yo logro”

– Acuario: Tu color es el blanco, que significa solidaridad, pureza y optimismo, cualidades que destacan en los acuarianos. Es el color más protector de todos, ya que aporta paz y confort, y ayuda a aclarar los pensamientos y el espíritu. Tu piedra Acuario: son Amatista, Zafiro y Aguamarina. Tu lema “Yo sé”

– Piscis: Tu color es el celeste o azul claro, que representa profundidad, sensibilidad, lealtad, confianza y fe. Por eso, este signo es de servicio a la humanidad, a la espiritual y sacrificio. Tus piedras preciosas son: Diamante y Jade. Tu lema “Yo creo”