Haz tu propio bronceador

Si amas tener un buen bronceado, amarás las recetas que tenemos para ti esta semana.
Adquirir una piel hermosa y con un tono ideal de manera natural ya lo puedes lograr, es
importante que te apliques productos que no sean abrasivos, aplicar bronceadores hechos por
ti puede ser una excelente opción, ya que no van a causar daño a tu piel y mucho menos
manchas.

Cuando expones tu cuerpo al sol acostada pensando que estás tomando un baño de sol,
puedes estar generando daños a tu piel, pues cuando te quedas en un solo lugar te estas
exponiendo a los rayos ultravioleta, provocando lesiones en la piel, e incluso se aumentan las
posibilidades de adquirir cáncer de piel, recuerda que si deseas un bronceado perfecto es
necesario tomar precauciones.
Lo ideal para tener un bronceado sin manchas ni lesiones, es aplicar primero que nada un buen
protector solar, posteriormente lo dejas secar y aplicamos nuestro bronceador
uniformemente, no es necesario acostarse, cuando caminas o das sales a dar un pequeño
paseo estás generando que tu piel tome el color que deseas y nuestro bronceador actúe.
Ahora comencemos con nuestro tema ¿Cómo hacer mi propio bronceador? Toma nota y elige
el que más te guste.

Lo ideal para tener un bronceado sin manchas ni lesiones, es aplicar primero que nada un buen
protector solar, posteriormente lo dejas secar y aplicamos nuestro bronceador
uniformemente, no es necesario acostarse, cuando caminas o das un ligero paseo estás
generando que tu piel tome el color que deseas.

Bronceador de aceite de zanahoria
La zanahoria es un producto rico en betacarotenos (nutrientes esenciales que se encuentran
en los alimentos con pigmentación anaranjada o amarilla). Solo necesitas: zumo de media
zanahoria, y dos cucharadas de aceite de oliva o germen de trigo (Algunos proponen este
bronceador con limón, pero no es conveniente para la piel ya que la puede manchar).
Combinar estos ingredientes y colocarlos en un frasco oscuro. Agitar antes de usar y pasarlo
por el cuerpo de manera uniforme.

 

 

 

Bronceador de aceite de coco
Solo necesitas 6 cucharadas de aceite de coco, 6 cucharadas de manteca de cacao, 12 gotas de
aceite de lavanda, fundir la manteca en baño maría, retirar del fuego y agregar los dos aceites,
hasta mezclar bien. Aplicar sobre la piel, después del bloqueador resulta hidratante y
humectante para la piel.

Bronceador De Aloe Vera
Extrae el gel de una hoja fresca de aloe vera. Añade diez cucharadas de aceite de germen de
trigo y veinte gotas de esencia de coco. Mezcla todo y colócalo en un lugar fresco o en la
nevera, aplica normalmente.

Para lograr los resultados deseados, hay que aplicar estas recetas de modo gradual y en todo
el cuerpo de manera homogénea. Evita exponerte al sol durante largos periodos de tiempo,
trata de que en lo posible de no exponerte al sol de 12:00 a 3:00 pues estas son las horas en
que los rayos UV están más directos y fuertes.
Bebe abundante agua y consume alimentos ricos en betacarotenos, y lograras tener ese color
de piel que tanto deseas.

¡Es hora de lucir una nueva piel!