Nunca te olvides de ti

En ocasiones, como mujeres nos enfocamos en brindarle al mundo lo mejor de nosotras. No está mal… pero, ¿qué sucede cuando de todo lo que das, no dejas nada para ti?

Damos prioridad a nuestra familia, pareja, hijos, trabajo, estudios, amigos, olvidando que somos importantes y que, por nuestro bienestar, es necesario estar en nuestra lista de prioridades.

El amor empieza por nosotras mismas y amarnos es nuestra responsabilidad.

Compartimos contigo conductas que te ayudarán a  saber si estas en camino hacia tu lista del olvido y  así mismo algunas acciones para mejorar.

Empecemos:

Las cosas que te gusta hacer pasaron a segundo plano

Dejaste de salir y divertirte, de ir a esa clase que tanto te gusta, salir con tus amigas o disfrutar a solas de eso que te hacia feliz.

¡Cuidate! Cuida tu cuerpo pero también, tu mente. Practica tus actividades favoritas y aprovecha al máximo tu tiempo libre.

amigas
Ya no  tienes tiempo para tus  amigas

¿Qué sería de nosotras sin nuestras confidentes?

Si poco a poco fuiste buscando excusas para no salir de compras, comer juntas, hacer deporte o simplemente disfrutar de su compañía.

¡Llámalas! saca ahora mismo tiempo para compartir con ellas,  también son nuestra familia,  es muy sano y beneficioso disfrutar de su compañía

Dejaste comprar cosas para ti

Si creer que no mereces gastar ni un peso en ti, estás muy equivocada, es muy gratificante y  saludable que te des algún gusto como comprar alguna prenda nueva, maquillaje o algo que te encante ¡No abuses! Hay que respetar también el límite de tu bolsillo.

No dedicas tiempo a tu arreglo personal

Por cuestiones de tiempo, salimos siempre deprisa sin dedicarnos al menos 30 minutos  para arreglarnos y ver en el espejo lo hermosa que somos, ¡No hay excusas! no podemos salir de cualquier manera y aunque no seamos ladronas, si nos robemos una que otra miradita.

Recuerda que aunque el mundo sea importante jamás será más que tú. Eres tan valiosa como todas aquellas personas que amas.

Aprender a quererte a ti misma es un buen objetivo que puedes empezar a practicar desde este mismo instante. ¡Adelante!