Pasos para el cuidado de tu ropa blanca

No te ha pasado que al querer comprar una prenda blanca piensas ¿Cómo hago

para conservar ese color soñado? Este es uno de los principales motivos por el cual

lo pensamos una, dos, tres y hasta cuatro veces antes de llevarlas a casa.

Porque te entendemos traemos estos tips que seguro harán ver tus prendas

divinamente blancas ¡Eso sí! Sin sacrificarlas.

 

1. ¡Separar! Debes clasificar antes de lavar así: Evita lavar las sábanas,

toallas, y ropa blanca y de color juntas ya que puede producir una

transferencia de color. Aunque el color no cambie, los artículos blancos

pueden volverse más opacos después de estar en contacto con ropa de

colores más oscuros. La ropa o tejidos blancos también tienden a recoger la

pelusa de la ropa oscura y pueden parecer menos limpias.

Es necesario tener en cuenta los diferentes tipos de tejidos al separar la ropa para

lavar. Hasta la ropa blanca lo necesita.

-Los tejidos de acetato y acrílicos se lavan juntos.

-El lino y el algodón se lavan juntos.

-La lana se lava sola.

-La ropa delicada debería lavarse a mano.

 

2. Utiliza suficiente jabón o detergente para lavar la suciedad.

 

3. Añade un blanqueador o aclarador. Puedes utilizar blanqueadores patentados

o haz el tuyo a partir de estas sugerencias: Viertes media taza de jugo de

limón o una taza de vinagre blanco destilado o 3% de agua oxigenada en tu

lavadora, tu ropa blanca se mantendrá de color blanco.

Si utilizas jugo de limón, seca la ropa al sol, ya que los rayos ultravioletas

también pueden ayudarte a aclarar el blanco.

 

4. Asegúrate de enjuagar la ropa. Esta acción retira todo rastro de agua sucia que

pueda opacar el blanco de tus prendas.

Selecciona un tamaño de carga adecuado. La ropa o prendas deben tener espacio

para moverse libremente en el agua.

 

5. ¡Suavizante!

Si añades suavizante a tus prendas, podrías mejorar la apariencia de tu ropa blanca

1/2 taza de vinagre blanco destilado puede actuar como un suavizante natural.

¡Y ahora si al sol!