Sensualidad, feminidad y belleza

Sensualidad, feminidad y belleza, el famoso vestido corto, sin mangas, camisón suelto o tipo bata, es conocido ahora como ropa de noche para las mujeres más seductoras y atrevidas, se adorna con encajes, apliques y cintas; además, es una prenda sexy y seductora que también  se puede combinar con el tipo de tanga que tu prefieras.

Al final hay algo claro, cuando te sientes bien por dentro se refleja por fuera, esto se ve cuando los ojos te brillan y hasta el rostro se te vuelve terso y luminoso, porque lo altamente importante es lo que sientes y lo que te ocurre en la vida y esto acaba siendo un espejo en el que se refleja lo que llevas dentro.

El poderío que sientes llevando una ropa interior espectacular, aunque solo sea para lucirla para ti misma, es impresionante, te hace sentir de otra forma, te hace moverte de otra forma y evidentemente nadie sabe lo que llevas debajo de tu ropa de ir al trabajo o de tú día a día, pero tú sí lo sabes y sabes que te gusta, que te sientes bien, cómoda, segura e importante para ti misma; las mujeres pueden portar la lencería a cualquier hora del día y bajo la ropa que desee, lo importante es sentirse sexy, elegante y muy femenina; es por excelencia que la lencería este llena de encajes y bordados bellamente tejidos. Normalmente el termino lencería era aplicado para la ropa íntima femenina pero en los años noventa el termino se extendió y actualmente la lencería también se puede encontrar en versiones masculinas,  hay quienes prefieren las tangas o quien les guste la lencería tradicional de encaje, se vale de todo, lo único que no se vale es presentarse al juego de la seducción en ropa interior común y corriente; se vale disfrutar y sentirnos seguras.