VIVIR FELIZ SI ES POSIBLE CON ESTOS SIMPLES HÁBITOS

Está comprobado que las personas felices disfrutan más de la vida, valoran mejor los pequeños detalles, aprovechan cada momento al máximo, tienen más amigos y viven más tiempo.

Hoy queremos que hagas un cambio en tu vida y te conviertas en una persona más positiva asumiendo estos simples hábitos.

2

Duerme bien

Trata de dormirte a la misma hora todas las noches, deja las comidas pesadas para el día y aunque es algo difícil pero no imposible, aléjate del celular mientras te dispones a dormir, hay muchas más probabilidades que despiertes de muy buen humor.

comer

Aliméntate

¡Disfruta de una dieta saludable! A veces empezar es un reto por falta de tiempo o demasiadas obligaciones, pero cuando lo asumas como parte de ti te traerá muchos beneficios.

4

Conócete mejor

Puedes lograrlo a través de la meditación y la relajación, respira profundo y tómate unos momentos al día para disfrutar de tu compañía. Practícalo por 10 minutos y verás que hace una gran diferencia.

correr

¡Actívate!

Estamos hechos para movernos, así que sal, camina, corre, salta… si te mantienes activa físicamente tu mente estará más clara y relajada, sin una gota de ansiedad ni estrés.

ayudar

Ayuda los demás

Pocas cosas son tan placenteras y te harán sentir mejor que ayudar. Algo tan simple como escuchar a un amigo u ofrecerte de voluntario para algo. Lo más importante será hacerlo desde el corazón.

musica

 

Escucha tu música preferida

La música causa un efecto muy positivo en nuestro cerebro, pon tus canciones favoritas y déjate llevar.

 

feliz

Rodéate de personas positivas

Estar con tus amigos y cuidar tus relaciones es muy divertido, ayúdalos a crecer, celebra con ellos sus logros, apóyalos cuando te necesiten y aprovecha su compañía.

amar

Ama lo que haces

Hacer las cosas con amor y pasión es un valor agregado para todo lo que emprendes. Aprende cosas nuevas cada día, elige un nuevo hobbie, atrévete a practicar ese deporte extremo que te encanta o aprende un nuevo idioma.

gracias-agradecimiento

Da las gracias

Cuando eres agradecida, experimentas emociones positivas. Si te gusta lo que haces y te concentras en lo que tienes, una actitud de agradecimiento será esencial.

sonrisa

¡Sonríe!

La sonrisa nos acompaña desde que estamos en el vientre de mamá. Una sonrisa ejercita los músculos del rostro y es una experiencia que contagia automáticamente a los que están contigo.

 

Emplea estos simples hábitos en tu vida y conviértete en una persona más positiva que irradie energía y felicidad, verás como todo a tu alrededor cambia.

¿Te animas?, ¡Compártelo!