Tips para un día más productivo

Como empresarias, equilibramos nuestros roles como empresarias, madres, esposas o parejas y como seres humanos.Podemos trabajar desde una oficina o desde casa, pero tenemos que tomarnos una cosa en serio o nuestro negocio puede convertirse fácilmente en un pasatiempo: nuestro tiempo.

Incluso si te encanta lo que haces, debes establecer barreras para ti misma o puedes pasar todo el día en las redes sociales y con otras actividades que te quiten el tiempo.

1. Despierta temprano, o no.
Vamos a clasificar ¿Eres madrugadora o nocturna?

Hay dos tipos de personas: la madrugadora se despierta temprano y se acuesta temprano. Son las más productivas de la mañana, mientras que a las nocturnas les gusta levantarse más tarde y también trabajar más tarde, incluso a altas horas de la noche.

2. Tener un desayuno  que te llene de energía.

Muchas personas comienzan su día sin desayuno. ¡No puedes ser como ellos!

Comienza tu día con un gran vaso de agua, te ayudará a limpiar tu cuerpo y te despertará tu cerebro. Luego un buen desayuno bien equilibrado con un buen jugo o avena. Esto me dará energía y mantendrá tu mente clara. ¡Date una oportunidad!

No te olvides de beber agua durante el día. ¡Tu cerebro lo necesita! La deshidratación significa menos energía y falta de concentración.

3. Planifica tu día

Esto es esencial. Sin planear, puedes realizar tareas múltiples y no saber realmente lo que haces.

Establecer las principales prioridades para tu día. Decide qué es urgente e importante hacer (considere fechas límite si trabaja para clientes o fechas de lanzamiento y otro trabajo necesario en su propio negocio). Puedes conseguir una libreta y planificar tu día a día, esto te ayudara a obtener más claridad y visión de lo que quieras alcanzar en una semana.

4. Crea bloques de tiempo y concéntrate en tu meta diaria.

Mientras planificas, decide cuánto tiempo va a dedicar a cada tarea (normalmente es más de lo que piensa primero).

Luego dedícale 90 minutos a tu primera tarea más importante (eso es el 20% de un día laboral de 8 horas).

Tomate un descanso cada 90 minutos.

Levántate durante tus descansos, sal a tomar un poco de aire fresco, toma un poco de agua o un pequeño refrigerio.

5.  Apaga las notificaciones de tu celular 

Es esencial evitar las distracciones al menos durante esos primeros 90 minutos de trabajo importante.

Lo sabemos, no es realista desconectar todo el día, vivimos en un mundo donde las redes sociales son parte de nuestra vida y, lo que es más importante, nuestro negocio. Sin embargo, necesitamos algo de tiempo cuando tenemos un enfoque claro y nos concentramos en nuestro trabajo. Si es posible tomate una siesta, si no es posible entonces toma un descanso y haz un ejercicio de respiración.

Esto restaura la energía, evita el desgaste y te hace más productiva. Esos 20 minutos en la tarde serán el mejor regalo que puedes hacerte en el día.

6. Practica algún pasatiempo 

Ya sea tu clase de baile, algo de ejercicio, salir a caminar o trotar, escuchar tu música favorita o leer un buen libro,  haz algo que te recargue las pilas . Como empresarias, es importante para nosotros realizar actividades que nos inspiren y nos devuelvan a la vida.

7. Planea tu mañana

Al final de su día, evalúa lo que has logrado y lo que aún debe hacerse.

Llenar la sección de gratitud de tu planificador diario es una buena manera de cerrar su día. Hay días en que no es fácil estar agradecido, lo sé. Trata de encontrar los pequeños éxitos en esos días grises.

Vete a descansar plena

Dormir lo suficiente es crucial no solo para un día productivo sino también para tu salud.

Si no duermes lo suficiente, tu sistema inmunológico y tu cerebro no pueden funcionar bien . Cuídate y ocasionalmente toma un descanso. Hay muchos testimonios de mujeres empresarias estresadas y agotadas, debido a que no tienen una buena rutina de sueño ¡No seas una de ellas!